lunes, 30 de abril de 2018

VENGADORES: INFINITY WAR, gozo infinito.

Dir: Anthony & Joe Russo (2018)


Dale al Play y disfruta leyendo..


        Tras 10 años y 19 películas la mayor amenaza del universo llega a la gran pantalla en busca de las gemas del infinito. Ni tan siquiera los Vengadores serán capaces de repeler a semejante enemigo por sí solos, por lo que toda alianza posible será más que necesaria. Thanos llega, y debemos prepararnos para una confrontación que puede afectar a todo el universo...


         Tras La Era de Ultrón se pudo comprobar que no todo lo que reluce acaba siendo oro en este MCU, ya que la película tenía ciertas carencias a la vez que meras repeticiones de situaciones vistas en la entrega anterior lo que dejo cierta desazón en el corazón de los fans. Tampoco Civil War acabaría siendo la panacea que muchos esperaban, principalmente porque de la trama comiquera casi lo único que se respetaba era el título.


          Cada nueva entrega del universo Marvel viene acompañada de su buena polémica y discusiones entre sus fans y para muestras más claras tenemos las dos últimas entregas marvelitas: un Thor Ragnarok que causa indignación a la vez que elogios ( soy de los segundos) y un Black Panther que para unos es de lo mejor de este MCU mientras que para otros es una castaña ( soy de los segundos nuevamente). Pero con Infinity War... ¡Ay!, Infinity War...


         No me voy ni a molestar en darle más vueltas al asunto. Vengadores: Infinity War es lo más grande dentro del género superheróico que se puede ver hasta el momento en la gran pantalla. ¡Madre mía si lo es!. Me quito el sombrero ante los hermanos Russo y ante las santas musas que los han guiado hacía la cuasi-perfección heróica a la hora de saber combinar sabiamente todos los elementos y personajes  ( qué no son pocos) que pululan por esta épica y oscura "Guerra del Infinito".


          La tan cacareada aparición de casi todos los personajes que Marvel ha tenido a bien traernos a la gran pantalla durante esta pasada década en una película conjunta hacía temer que la película quedara deslucida o, más bien, hiciera quedar deslucido a algún que otro personaje por no decir que podría quedar claramente desequilibrada pero, sinceramente,  teniendo muy en cuenta como ha sido la jugada, la conjunción de todos ellos les ha quedado estupendamente perfilada teniendo casi la total mayoría sus pequeños y grandes momentos, sin olvidar por supuesto a la santa trinidad compuesta por Iron Man ( se agradece que esta vez ya no despierte la antipatía del espectador ), Capitán América Steve Rogers y Thor y que se perfilan como tres de los ejes de los cinco ejes por los que discurre esta película. Los otros dos tienen que ver con Los Guardianes de la Galaxia y el propio Thanos.


       Infinity War comienza de manera oscura y cruel desde el primer minuto. Los directores saben que no están para perder el tiempo y que cada minuto de las dos horas y media que componen esta Guerra Infinita es oro puro que hay que aprovechar... ¡Y ya lo creo que lo hacen! No hay zona reservada para el descanso en esta película debido a un ritmo trepidante en el que no paran de ocurrir cosas constantemente. ¡Aquí no hay parada en boxes señores! No se nos hacen de rogar y ofrecen carnaza desde el primer momento con escenas y situaciones muy crueles y sorprendentes.


           Cierto es que en el apartado montaje se les ha ido un poco la mano con la dilatación de alguna de las tramas lo que provoca que el retomar las otras esto incida en el dinamismo del montaje y que, por lo tanto, un poco más de agilidad en los relevos entre ellas hubiera ayudado a mejorar, si cabe, todavía más la experiencia. Esto queda como un mal menor cuando nos están sirviendo en bandeja el mayor banquete superheróico visto en gran pantalla desde Los Vengadores.  Recordad que a partir de ahora, justamente Los Vengadores, pasará a ser la segunda preferida de los fans ya que Infinity War se la merienda con una facilidad pasmosa.


          Pese a que la jugada tenga trampa hay que hacer extensible nuestro agradecimiento a una producción y a unos guionistas que han sido valientes y no se han cortado un pelo a la hora de llevar a "termino" esta historia, no por ofrecer lineas de diálogo memorables sino por hacer que funcione la interacción entre todos los personajes y que estos no queden como simples peones fagocitados por un espectáculo de acción y CGI.


        No es tarea fácil el poner a interactuar todos los egos de Los Vengadores, Los Guardianes de La Galaxia, Spider-man, Doctor Strange y Black Panther. Pero aquí están todos y combinan con una agilidad tan pasmosa que hasta parece fácil lo que han conseguido pero claro, para eso tuvieron a Thor: Ragnarok como campo de pruebas, orientando el cine de superhéroes hacia la space opera.


         Si se tratase de nombrar a todos los personajes que aparecen en esta película quizás hubiera que dividir este artículo en dos partes para no acabar agotando al lector ( además solo hay que mirar el poster),  pero digamos que todos ( menos uno que se anda reservando ) cumplen su papeleta dentro de la función aunque voy a destacar de entre nuestros héroes a tres de ellos: el primero es Steve Rogers (Chris Evans), en otro momento conocido como Capitán América con una presencia en pantalla brutal gracias a su nuevo look y con una de las entradas en escena más emocionantes del MCU. La segunda es la Bruja Escarlata (Elizabeth Olsen ) a la que por fin se la toma en serio y por último tenemos a Gamora ( Zoe Saldana ) con las mejores escenas, lineas de guión y actuación de toda la película. Simplemente sorprendente a la vez que emotiva.


          De este tipo de películas se suele decir que son tan buenas como lo sea su villano... en fin, pues entonces lo tenemos claro. Si bien el villano de la película viene acompañado por unos lacayos que son los principales damnificados por la sobrepoblación de personajes aquí vistos, esta "Orden Oscura" sí que se hace de respetar desde muy pronto, siendo su mayor desequilibrio la nula presentación de la misma y que tiene el cometido que tiene,  que no es otro que andar dando estopa a nuestros protagonistas a lo largo y ancho de la película. Pero luego está Thanos, y eso amigos, ya son palabras mayores...


           Thanos es el mayor y mejor villano visto en pantalla en muchísimo tiempo. Tiene carísma, tiene la presencia, tiene la actitud y sobretodo tiene la motivación. Un personaje con aristas que deambula entre lo oscuro, lo gris y lo claro. Para nada queda como el típico villano. Le han puesto ganas para que funcione y hay que reconocerlo; el Titán tiene momentos y momentazos y el film se eleva cada vez que hace acto de aparición en pantalla. En cuanto a la captura de movimiento, la corporal se ve un tanto forzada pero en cuanto a la facial no hay nada que objetar ya que tiene un mimo en lo que se refiere a los detalles mostrados que es digno de mención.


        En cuanto al apartado técnico decir que el CGI vuela a gran nivel. Solo en pequeños momentos y, sobretodo en escenas que tienen al Doctor Banner como protagonista denotan un cuidado menor en el acabado, pero esto puede ser debido a cambios de última hora por lo que deduzco comparando los trailers con el resultado final. De hecho, justamente este cambio intuido es el que menos me satisface pues no le veo ni pies ni cabeza y tiene unas lagunas tremendas.


         Para esta ocasión y como viene siendo habitual dentro de la saga "vengadores" el compositor de la Banda Sonora vuelve a ser Alan Silvestri que se da gusto con una partitura extensa y prolífica en la que vuelven a aparecer los leit motivs habituales a la par que saca a relucir unos cuantos temas con una base dramática contundente lo que ayuda todavía más a la película a alcanzar un grado de solemnidad que le viene que ni pintado. Resumiendo, una gran Banda Sonora.


          Dejando las cosas claras: Infinity War es, de momento, LA PELÍCULA. Una jugada maestra con la cualidad de ser un espectáculo de primer nivel que resulta divertido a la vez que oscuro y emocionante. La épica de muchas de sus escenas solo puede ser superada por la emoción de los que estamos en la butaca asistiendo a semejante espectáculo palomitero viendo como nuestro corazón sale desbocado del pecho. Hacía muchísimo que no salía de ver una película con esta sensación. ¿Qué no es perfecta? No mencionaré nada al respecto pues me guardo mi opinión hasta ver la próxima entrega y ver si todavía se puede mejorar esto.

La Nota de La Noche:









































No hay comentarios:

Publicar un comentario